La placa bacteriana, que es una película transparente y pegajosa que se forma en los dientes; esta compuesta por bacterias y restos de alimentos. Se vuelve visible por coloración artificial. Es la causa principal de las caries, el cálculo dental, mal aliento, y enfermedades de la encía como la gingivitis y la periodontitis.

El progreso de las caries se inicia cuando los restos de comida y las bacterias interactúan produciendo ácidos que pueden destruir el esmalte y la dentina, y en algunos casos la raíz del diente. Si no es diagnosticada y tratada a tiempo se extiende en la dentina, produciendo sensibilidad. Su progreso continúa generando dolor hasta provocar la muerte de la pulpa y finalmente un absceso.


La inflamación de las encías es causada por las bacterias de la placa que no se ha removido. Es un estado inicial y reversible de la enfermedad de las encías que se caracteriza por el enrojecimiento y sangrado de las mismas.

Cuando la placa bacteriana no es removida en su totalidad con un correcto cepillado, ésta empieza a endurecerse. El cálculo que se forma se adhiere fuertemente al diente produciendo irritación al favorecer la acumulación de más placa bacteriana.

Si la placa bacteriana y el cálculo no son removidos pueden comenzar a destruir las fibras periodontales y el hueso alveolar que sostiene al diente.

La enfermedad avanzada de las encías, la periodontitis, es un estado en el que se presenta la pérdida del hueso y otras estructuras que soportan al diente produciendo sangrado, supuración, sensibilidad, retracción de la encía, movilidad y finalmente la pérdida del diente.

En resumen podemos recalcar que aunque los padecimientos bucales podrían ser catalogados en dos grandes grupos como :

  • Enfermedades que afectan la estructura dental (Esmalte, dentina y pulpa dental)
  • Enfermedades que afectan los tejidos de soporte del diente (encía y hueso).

El inicio de la mayoría de los padecimientos bucales es la incorrecta remoción de la placa bacteriana por una deficiente técnica de higiene oral .

Como recomendación final, te recomendamos seguir los pasos básicos para combatir la placa, las caries y las enfermedades de la encía:

  • Cepille la parte exterior de sus dientes.
  • Los de arriba hacia abajo y luego los de abajo hacia arriba.
  • Siguiendo el mismo orden, cepille sus dientes por dentro.
  • Continúa tu cepillado limpiando la superficie de las muelas, con movimientos de adelante hacia atrás
  • Recuerda limpiar tu lengua.
  • No te olvides del uso de hilo dental una vez al día después del cepillado y visitamos al menos una vez al año.

 

Si sigues teniendo dudas, te dejamos este vídeo y siempre estaremos encantados de recibirte para resolverlas, llámanos y agenda una cita.