La caries en una fase precoz solo afecta al esmalte del diente y no presenta riesgos si es tratada rápidamente.

Si la caries no se trata, el peligro es que sigue avanzado y afecta al nervio del diente. Entonces puede empezar a provocar dolor y molestias al beber o comer alimentos fríos o calientes. En fases más avanzadas de la afectación del nervio puede provocar un dolor fuerte y muy intenso inclusive en ausencia de estímulos físicos.

Si el paciente en esa fase no acude al dentista, la caries avanza y empieza a destruir el hueso provocando un
absceso dental periapical que que es muy doloroso.

Si el absceso provocado inicialmente por una caries no se trata este se expande a los tejidos blancos y provoca un absceso dental.

Los abscesos dentales, conocidos popularmente con el nombre de flemón, son una inflamación de los tejidos que están acompañados por sensibilidad y dolor en la zona, que en algunos casos suele ser muy intenso. La aparición de estos abscesos es muy común cuando se rompe un diente así como también en aquel caso en el cual la pulpa queda expuesta al exterior. Es momento de conocer los peligros de los abscesos dentales puesto que de esta manera tomaremos conciencia de la importancia de solucionar esta problemática, donde la mayoría de los casos la solución radicará en extraer la pieza dental que provoca el desarrollo de esta infección.

 

Peligros de los abscesos dentales

Uno de los principales peligros que supone tener un absceso dental es la pérdida del diente y por ello se recomienda visitar a nuestro dentista de confianza con urgencia con el objetivo de encontrar una solución efectiva y que permita salvar el diente. Por otra parte hay que destacar que la pérdida del diente no es la única consecuencia que puede provocar un flemón puesto que esta infección también se puede propagar al hueso de la mandíbula o producir una infección de los tejidos blandos como por ejemplo celulitis facial o angina de Ludwig, siendo esta una enfermedad que se caracteriza por la aparición de fiebre y desviación de las paredes de la laringe.

Sin embargo hay que decir que los abscesos dentales están también relacionados con enfermedades más graves y complejas como por ejemplo el absceso cerebral puesto que un flemón tiene la capacidad de extenderse hasta el cerebro a través de los senos nasales o cuero cabelludo, causando todo tipo de problemas en el paciente una vez que llegue al cerebro. Finalmente no podemos olvidar que un absceso dental puede producir una infección de la sangre puesto que en caso de romperse el absceso existe la posibilidad de que se derrame por el torrente sanguíneo, siendo esta una situación que puede provocar todo tipo de consecuencias graves en el paciente e incluso la muerte.

En definitiva queda claro que estamos ante una patología muy común entre los pacientes y que necesita un tratamiento urgente para evitar todo tipo de consecuencias muy peligrosas tanto para la salud bucal como general.

Resumiendo

Los abscesos dentales, conocidos popularmente con el nombre de flemón, son una inflamación de los tejidos que están acompañados por sensibilidad y dolor en la zona, que en algunos casos suele ser muy intenso. La aparición de estos abscesos es muy común cuando se rompe un diente así como también en aquel caso en el cual la pulpa queda expuesta al exterior. Es momento de conocer los peligros de los abscesos dentales puesto que de esta manera tomaremos conciencia de la importancia de solucionarlo y mejor aun de prevenirlo .

Es por eso que no dejaremos de insistir en la importancia de la prevención, acudir a revisión dental de manera periódica, además de mantener tu dentadura en buen estado puede ahorrarte muchos problemas de salud. En Unidad del Ángel queremos saber de ti para cuidar tu sonrisa y tu salud.